¡Bienvenido a El Vino del Mes!

Doce meses, doce vinos
Seguinos

Quiénes somos



 Esteban Bruno      18:21  
Somos Maximiliano y Esteban.
Dos profesionales de Sistemas que gustamos del buen vino.
La actividad laboral nos encontró trabajando juntos y luego de varias charlas sobre distintos vinos, surgió la idea de juntarnos para compartir excelentes vinos y quesos.


Origen de El Vino del Mes
Las Veladas Etílicas nacieron con el fin de juntarse a disfrutar de un vino de alta gama. Ese elixir que uno solo, por lo general, no descorcha.
Bajo el lema “Doce meses, doce vinos”, decidimos iniciar una suerte de ritual. Una vez al mes seleccionamos un ejemplar y nos juntamos a saborearlo.
Cada reunión la fuimos documentando y compartiendo con nuestro círculo íntimo al principio y luego en foros especializados del mundo del vino.
Con el correr del tiempo, fuimos ganando adeptos y esto nos llevó a compartir esta experiencia con nuestro público.
Nuestras veladas son una oportunidad para disfrutar, compartir y aprender más de este fascinante mundo del vino, que tanto nos atrapó y nos llevó a profundizar nuestro conocimiento realizando distintos cursos y concurriendo a diversas catas técnicas y ferias especializadas.

Vino y Magia
La creación de un vino tiene mucha mística. Hacer una análisis sensorial es algo realmente mágico (nadie le agrega chocolate al vino y sin embargo uno siente su aroma). 
Como cierre de cada reunión, Esteban que ha trabajado profesionalmente como ilusionista, realiza algunos efectos para darle un broche inolvidable a la velada.

¿Cómo seleccionamos etiquetas?
Por lo general los vinos que degustamos son seleccionados por recomendaciones o por haberlos probado en una cata técnica. También nos basamos en las novedades del mercado. Tenemos la suerte de estar en contacto directo con muchas bodegas, enólogos, sommeliers y amantes del vino a través de las redes sociales y las sugerencias son siempre bien recibidas.
Las bodegas que quieran que degustemos y comentemos sus vinos no duden en contactarse con nosotros por cualquiera de nuestras vías de contacto.

El Duende del Vino
No podemos dejar de lado a nuestra alma gemela. El Duende del Vino está presente en cada reunión y supo ganarse un lugar junto a nosotros.